Los avances tecnológicos nos facilitan la vida, sin embargo, cómo afectan a nuestra salud tanto física como emocionalmente, genera dudas y desconfianza. De hecho, hay muchos rumores y leyendas que confunden, pero si buscáramos respuestas, nos encontraríamos con que muchos de esos mitos son falsos.

 

Sobre internet
MITO 1: Google e Internet es lo mismo.  

Internet es la infraestructura que permite que la información  se pueda compartir entre dos redes a través del mundo, pudiendo acceder a esta infraestructura desde ordenadores, smartphones, tablets,  u otros dispositivos… Google es un buscador de información, una inmensa biblioteca que tiene registradas millones de webs de todo tipo y te permite buscar sobre cualquier tema.

 

MITO 2: Internet no es para aprender.

Internet es una gran ventana a la cultura, al ocio y al aprendizaje. Una escuela virtual donde puedes aprender y leer información cuando tu quieras. ¡Entra en Google, busca algo que te interese y empieza a aprender!

 

MITO 3: Si estás en Facebook todo el mundo sabe qué haces.

Tener Facebook, Twitter, o Instagram no quiere decir que todo el mundo tenga que saber qué haces, con quién estás y dónde estás en cada minuto. Tu decides qué publicas y quién puede ver tus publicaciones. Siendo responsable y con una buena configuración, no tienes por qué exponerte a todos. Las redes sociales además, te permiten conocer a gente nueva y recuperar viejas amistades.

 

MITO 4: Internet sólo es para jóvenes.

Ni mucho menos, de hecho, precisamente la posibilidad de poder hacer infinidad de gestiones desde cualquier sitio, es una gran ventaja para las personas mayores. Desde aliviar el aislamiento social hasta acercar comunidades, pasando por pagar facturas, ver los movimientos de la cuenta o pedir cita médica online.

 

MITO 5: La conexión de internet de mi móvil, sólo la puedo usar yo

Falso. Nuestro móvil es una antena de wifi portátil. Si en algún momento necesitas acceder a internet desde un dispositivo que no tenga conexión, activa tu móvil como zona wifi y comparte tu red con quien quieras y con el aparato que quieras (otro móvil, un ordenador, una tablet,…).

 

Sobre Tecnología

 

MITO 6:  Más píxeles, mejores fotos

La calidad de una foto no está determinada por los píxeles sino por muchos otros factores como la lente de la cámara, el tamaño del sensor o la compresión de la imagen. Los píxeles representan la resolución máxima que tendrán las fotos capturadas con esa cámara digital, siendo la unidad mínima que conforma la imagen 1 pixel. El número de píxeles, por tanto, no es una medida de la calidad de la imagen, sino del tamaño.

 

MITO 7: Cargar la batería antes de que se agote, acorta la vida de los aparatos.

Esto era cierto hace años cuando las baterías eran de níquel – cadmio ya que tienen una memoria que registra el nivel de carga frecuente en el acumulador y hace que la energía siempre llegue a esos niveles. Pero actualmente la mayoría de los aparatos que utilizamos tienen batería de litio y estas baterías no se ven afectadas por el momento en el que se recargue.

 

MITO 8: No se puede expulsar la memoria USB antes de desconectarla.

Esto solo es verdad si estás transfiriendo datos de un aparato a un usb, ya que si se desconecta durante este proceso, los datos que se están transfiriendo quedarían corruptos.

 

MITO 9: El uso de móviles puede provocar cáncer.

Se dice que el uso prolongado de teléfonos móviles durante periodos muy largos podría provocar algún tipo de cáncer. Existen estudios realizados por numerosas universidades en todo el mundo que desmienten esta creencia, ya que las frecuencias que utilizan estos medios son tan bajas que son imperceptibles para el cuerpo humano.

 

MITO 10: Los aparatos que funcionan con enchufe no consumen energía si están apagados.

En realidad sí. Lo mejor para estos casos es desenchufar el aparato de la corriente o bien utilizar una regleta y utilizar el interruptor de encendido/ apagado.

 

MITO 11: Es posible rastrear tu teléfono si está apagado.

Una de las creencias populares es que un teléfono sigue emitiendo señal GPS  incluso si está apagado, sin embargo cualquier señal requiere una fuente de energía para transmitir.